Criptomonedas | Bitcoin






Una criptomoneda es como la palabra por sí misma lo dice, una moneda protegida por criptografía. Pero ¿qué es una moneda? y ¿qué es criptografía?

¿Qué es una Moneda?


Una moneda es el medio más eficiente para combinar tres propiedades:

  1. Unidad de medida.

  2. Medio de intercambio.

  3. Almacenar valor.

El dinero es práctico como unidad de medida porque nos facilita saber cuántas coca-colas equivalen a un coche determinado o cuantos pares de zapatos de determinado modelo equivalen a un viaje en avión en clase turista para una ruta definida. De la misma forma es un medio de intercambio porque en lugar de obligar al zapatero a cobrar con panes los zapatos que ha vendido al panadero, puede hacerlo con dinero. Y finalmente es un medio para almacenar valor porque hace práctico guardar lo que se tiene y lo que se ahorra.

El dinero existe de forma física desde hace mucho tiempo y mas recientemente de forma digital. Para entender el concepto de dinero digital tan sólo tienes que pensar que eso es lo que mandas cuando haces una transferencia bancaria o cuando pagas con tu tarjeta de crédito. En ambos casos no hay billetes ni monedas siendo enviadas sino tan sólo registros en computadoras que dicen lo que mandaste o lo que pagaste. Para que todo salga bien hay uno o más intermediarios de confianza que se encargan de dar certeza a todos los participantes.

En el caso de una transferencia bancaria es el banco el intermediario de confianza quien debita de tu cuenta cuando mandas dinero. Si el banco del receptor es el mismo que el tuyo, entonces solo hay un intermediario de confianza; si es diferente, entonces hay dos intermediarios de confianza que a través de una cámara de compensación hacen los débitos y créditos que correspondan para cada transacción. De esta forma se genera certeza de que no puedas gastar dos veces el mismo dinero y de que realmente llegue a quien lo has enviado.

En una criptomoneda todo esto es diferente porque el concepto de dinero o moneda en el mundo de las criptomonedas es distinto al tradicional precisamente porque no depende de intermediarios o terceros de confianza que den certeza a los participantes; las criptomonedas son en realidad un idioma nativo de las computadoras, pero sin embargo mantienen las propiedades típicas del dinero que te recuerdo son: Servir como unidad de medida, medio de intercambio y medio para almacenar valor.

¿Qué es la criptografía?


Básicamente es una técnica para mantener secretos. ¿Cómo? A través del cifrado de un mensaje de forma que ningún receptor no autorizado pueda interpretarlo. Si viste la película “El Código Enigma” o en inglés “The Imitation Game” recordarás que hay una máquina diseñada para interpretar las comunicaciones cifradas de los Nazis. En la vida real esa máquina la diseñó Alan Turing, un inglés que fue pionero en análisis criptográfico.

Para ser mas claro te pongo este sencillo ejemplo:


Imagina que tú y yo queremos tener una comunicación cifrada de forma que nadie pueda interpretar lo que nos decimos y para ello ponemos las reglas de cifrado que solo nosotros dos conocemos, para nuestro ejemplo algo muy sencillo: “Cada letra representará su equivalente en número, es decir A = 01, B = 02 y así sucesivamente”. Según nuestra regla de cifrado, si te envío el mensaje “08161201”, en realidad te dije “Hola”.

Esto puedes llevarlo a niveles de complejidad muy altos y actualmente hay modelos criptográficos que hacen prácticamente imposible descifrar un mensaje. Las criptomonedas utilizan además llaves públicas y privadas, de forma que ciertos mensajes sólo puedan cifrarse o descifrarse con una llave privada específica. Para explicarte mejor este concepto de llaves públicas y privadas vuelvo al ejemplo anterior. La serie de reglas que pusimos y que ambos conocemos son la llave que nos permite abrir el mensaje, osea descifrarlo.


Pero, con la tecnología actual podemos cifrar algo de forma que sólo una llave específica pueda verlo y/o firmarlo con nuestra llave privada de forma que nadie mas pueda modificarlo.

En el mundo de las criptomonedas cuando creas una cuenta -las cuales habrás escuchado son llamadas carteras o billeteras en lugar de cuentas- esa cuenta es ligada a dos llaves únicas, una llave privada y una llave pública. La llave privada es la que firma tus mensajes (transacciones), de forma que pueda verificarse que viene de ti; y la llave pública es la que permite a los demás ver la transacción. A diferencia de una firma tradicional, esto es improbable (prácticamente imposible) de falsificar porque tu llave privada es única y está protegida criptográficamente.

Esto además permite que no necesitemos a un intermediario confirmando que el mensaje realmente viene de alguien específico o que lo que dice es realmente lo que hemos interpretado. Es decir, genera certeza sobre la información sin necesidad de una figura central o reguladora.

Suena complicado pero conceptualmente es muy simple. Imagina que yo envío un mensaje público y lo firmo con mi llave privada, ahora todos saben que fui yo quien lo firmó pero no pueden modificarlo o violarlo porque para ello necesitarían mi llave privada, la cual está protegida criptográficamente. Ahora imagina que ese mensaje que envié dice “Manolo manda a Adriana 10 criptomonedas”, pues bien, a través de ese mensaje cifrado acabo de transferir dinero de mi cuenta a la cuenta de Adriana.

Aún hay mas que explicar pero por ahora quédate con la idea de que si podemos comunicarnos de forma directa y que nuestros mensajes no corren el riesgo de ser violados o modificados; luego entonces podemos mandarnos dinero digital y no solo mensajes.

Pero la integridad de una criptomoneda no sólo está protegida por criptografía, sino también por una estructura de bloques, lo cual hace que el historial de transacciones (mensajes como el del ejemplo anterior) sean prácticamente imposibles de alterar.



La Estructura de Bloques


La analogía que más me gusta para explicar la estructura de bloques de una criptomoneda como Bitcoin es la del mosquito en ámbar de Nick Szabo, así que ahí voy de nuevo con otra película. Si viste la película “Parque Jurásico” o en inglés “Jurassic Park” recordarás que todo inicia con un mosquito atrapado en ámbar. Eso es infalsificable porque el paso del tiempo y las técnicas de análisis actuales hacen que sea perfectamente demostrable cuanto tiempo tiene cada capa de ese ámbar, desde la capa exterior hasta cada una de las capas interiores. Y una vez que pones un poco de ámbar nuevo sobre una de las capas de ámbar viejas, lo viejo quedará enterrado por debajo de lo nuevo y será imposible de modificar sin dañarlo, dejando además una huella cronológica.

Imagínate que en ese ámbar quedó registrado que te comiste las galletas de la alacena y ahora que todos en casa saben que alguien se comió las galletas quieres borrar esa información. Pues bien, ya no puedes, eso está en el ámbar viejo enterrado por debajo de una o varias capas de ámbar nuevo.

En la práctica en el mundo de las criptomonedas esto es a través de bloques con un determinado número de transacciones por bloque, de forma que un bloque es tal cual como si fuera una hoja en la que vas anotando cada transacción según se van haciendo en su orden cronológico y una vez llegado al final de la hoja simplemente empiezas en una nueva (un nuevo bloque). Si cada hoja es numerada entonces es muy simple seguir el historial de transacciones de forma secuencial.


La forma de validar la veracidad de cada bloque es también bastante simple y se basa en un concepto llamado “Proof of Work” o “Prueba de Trabajo” que mas adelante te explico, pero por ahora créeme cuando te digo que es prácticamente imposible violar la información de cada bloque al momento de ser creado o alterar el orden de los bloques, mucho más aún modificar información en un bloque antiguo (ya debajo de varias capas de ámbar).

Así que a diferencia del dinero digital típico donde la certeza la da uno o mas intermediarios de confianza, en una critpomoneda como Bitcoin la certeza la da la estructura descentralizada de bloques y las medidas de seguridad criptográficas, de forma que es fácil enviar dinero de una cuenta a otra y garantizar que no puedas gastar el mismo dinero dos veces; y todo sin necesidad de intermediarios de confianza.


El modelo de seguridad y validación de transacciones es “peer-to-peer” o lo que en español sería “de igual a igual”, osea a través de una red donde todos están conectados con todos, pero en lugar de compartir archivos lo que se comparte son entradas en el libro, es decir anotaciones en esos bloques de los que te hablé hace un momento.

Estas anotaciones representan transacciones y se componen de tres datos:

  1. Tu número de cuenta.

  2. El número de cuenta de la persona a la que enviarás criptomonedas.

  3. El número de criptomonedas que enviarás.

Una vez que envíes una transacción, tanto la red como tu billetera revisarán tus transacciones previas para comprobar que tienes suficientes criptomonedas para hacer la operación que solicitas y en caso de que tengas los recursos, entonces esta quedará anotada en uno de los bloques del libro y formará parte del historial de transacciones.

El libro es público y todo el mundo tiene una copia del mismo y en el caso de Bitcoin se actualiza cada 10 minutos que se aprueba un nuevo bloque, de forma que cada 10 minutos se pone una nueva capa de ámbar sobre las capas anteriores. Como el sistema es “peer-to-peer” y completamente descentralizado no hay una persona o institución que apruebe los bloques, sino que puede hacerlo cualquiera de los participantes de la red. Para poder validar un bloque es necesario hacer una prueba de trabajo, ese concepto del que te hablé hace un momento: “Proof of Work”. Te explico de qué se trata.

Proof of Work


Las pruebas de trabajo son soluciones a problemas matemáticos. Para poder validar un bloque debes resolver un problema matemático generado por una función Hash criptográfica -y si, ya sé que esto se escucha como chino para quienes no somos parte de este nuevo mundo- pero de lo que se trata es de recibir un dato en forma de un problema matemático y responderlo con un resultado de un tamaño determinado.

Si te doy estos números “1 2 3 4” como dato y el problema matemático que te solicito es que sumes todos los números me dirás rápidamente que el resultado es 10 (1+2+3+4).


Esto es muy simple y cualquiera podría resolver este problema matemático, pero las funciones Hash hacen todo mucho más complicado porque lo que te darán como dato es el resultado “10” y entonces te pedirán que concluyas con que suma llegas a ese resultado, por lo que tendrás múltiples opciones (1+2+3+4), (5+5), (7+2+1), (3+3+3+1), etc… y la única forma de concluir cuál es la correcta es adivinando hasta atinar cuál es la que la te solicitan.

Obviamente los problemas matemáticos que hay que responder para validar un bloque son mucho más complejos que los de este ejemplo y la razón de que sean muy complejos es que para resolverlos se requiera de un gran poder computacional. De hecho es común que los problemas matemáticos que arrojan las funciones Hash tengan billones y billones de posibles soluciones y es por eso que una computadora o un grupo de computadoras o servidores tradicionales no puedan resolverlos en los 10 minutos que hay para validar cada nuevo bloque.

Esto es así por varias razones, pero la principal es que mientras mas poder computacional se requiera para resolver los problemas matemáticos solicitados, más innovación tecnológica habrá, por lo que se crearán mas y mejores circuitos integrados y sistemas capaces de resolver estos problemas criptográficos, con el tiempo fortaleciendo la red y haciéndola más rápida y eficiente.

Pero ¿por qué alguien gastaría en dedicar sistemas altamente costosos para resolver problemas matemáticos con el único propósito de validar bloques de transacciones? Porque cada que alguien valida un bloque recibe criptomonedas a cambio de su aportación a la red. En Bitcoin por ejemplo, actualmente cada que alguien valida un bloque recibe 12.5 bitcoins (aproximadamente 160 mil dólares al valor actual de cada bitcoin).

A este proceso se le llama minería o extracción precisamente porque es como minar criptomonedas. Además de recibir criptomonedas a cambio del esfuerzo de validar un bloque, los mineros reciben también una pequeña comisión por cada transacción que añaden al libro. De hecho, eventualmente las comisiones serán el único premio por minar. En Bitcoin por ejemplo, cada 210,000 bloques el número de bitcoins que se reciben a cambio de minar se reduce a la mitad. Hoy son 12.5 pero pronto serán 6.25 (la mitad) y así reduciendo por mitades cada que se validen 210,000 nuevos bloques. El premio inicial era de 50 bitcoins pero bajó a 25 una vez que se validaron los primeros 210,000 bloques y de ahí a las 12.5 que actualmente se obtienen.

¿Por qué se dice que las Criptomonedas son el futuro?


Porque pueden sustituir a las monedas tradicionales y la forma en la que el dinero se almacena, registra e intercambia.

El hecho de que tú y yo utilicemos monedas respaldadas por bancos centrales para hacer transacciones es algo muy costoso, piensa en los impuestos que pagas al gobierno para que su moneda sea aceptada en cualquier comercio de ese país. En nuestros hoteles aceptamos pesos a cambio de nuestros servicios porque sabemos que con esos pesos podremos pagar la nómina, la luz, el agua y comprar los insumos necesarios para la operación de nuestros establecimientos; y esa certeza, esa confianza de que así será, nos la da el hecho de que el peso es una unidad de medida y un medio de intercambio que funciona perfecto en México, pero intenta pagar con rupias de la India en México y verás como la rupia no genera la misma confianza entre los mexicanos.

El mexicano promedio no sabe como son físicamente los billetes que se utilizan en India, no sabe que medidas de seguridad tienen y que tan fáciles de falsificar son y seguramente no tiene tampoco ni idea de cuál es su valor con respecto del peso, de forma que no sólo es el miedo a ser engañado sino también el desconocimiento del valor de la moneda y por tanto de la cantidad equivalente que se debe cobrar. Y todo esto sumado a lo impráctico que sería recibir rupias que no puedes utilizar más que en la India, así que tendrás que cambiarlas en una casa de cambio y pagar comisiones. Todo esto si es que no fuiste engañado y te dieron papeles de colores que en realidad no tienen ningún valor.

Para que esto no pase hay intermediarios de confianza que te dan la certeza que no puedes obtener por ti mismo, osea intermediarios financieros, bancos y gobiernos.

Pero las criptomonedas hacen completamente innecesarias estas figuras para el intercambio comercial y el registro de transacciones. Para poder pagar algo primero debes tener el dinero para hacerlo, pero en las criptomonedas el histórico de transacciones es público y prácticamente inviolable e infalsificable, así que cuando envías un pago del estilo de mi ejemplo anterior “Manolo manda a Adriana 10 criptomonedas”, el sistema corrobora que Manolo tiene las 10 criptomonedas para ser enviados y entonces registra el débito en la cuenta de Manolo y acredita las criptomonedas en la cuenta de Adriana. Si Manolo no tuviera el dinero según los registros, entonces la transacción simplemente es ignorada. De esta forma Manolo no puede engañar a Adriana ni utilizar el mismo dinero dos veces; y esto es posible sin una cámara de compensación o intermediarios de confianza.

En próximas fechas hablaré de las diferentes Criptomonedas que existen y de su viabilidad como inversión o medio de especulación, algo que está en la mente de mucha gente.


Por leerme gracias, hasta la próxima.

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo