top of page

Ten Autocontrol. Segunda parte.

Actualizado: 24 ene 2022



Una de mis inversiones más exitosas (en porcentaje de rendimiento) fue una inversión en la bolsa en acciones de Office Depot, una cadena de tiendas de consumibles para oficina y papelería. En aquel momento la crisis financiera de los años 2008-2009 estaba en su punto más álgido y mi análisis me decía que la empresa no quebraría, algo que para los mercados no estaba tan claro y por esa razón las acciones estaban muy castigadas.


Mis primeras acciones las compré a mediados de Febrero de 2009 a un costo promedio de USD $1.60 por acción. La acción siguió cayendo y para fin de mes aumenté mi posición comprando acciones a un costo promedio de USD $1.05 por acción. Así es, en tan sólo 15 días ya había perdido el 30% de mi inversión original, pero lejos de asustarme decidí comprar más a un precio que me parecía aún mejor al que había invertido originalmente.


El 9 de marzo, a poco más de una semana de mi última compra y tan sólo 25 días después de que comprara mis primeras acciones en la empresa, la acción tocó su punto más bajo, USD $0.59 (tan sólo cincuenta y nueve centavos por acción), es decir, mis primeras acciones, aquellas que pagué a un costo de USD $1.60 perdían en tan sólo 25 días más del 60% de su valor.


Revisé nuevamente mi análisis original y concluí que nada había cambiado en ese tiempo para que el precio de la acción hubiera caído tan dramáticamente y de forma tan rápida, así que decidí mantener mi posición (la verdad es que debí haber invertido mas).


Mi autocontrol estaba al máximo, obviamente estaba nervioso porque el mundo parecía opinar de forma distinta a mí y eso podía ser un claro indicador de que había cometido un error en mi estimación de valor, pero en vista de que las premisas sobre las que basé mi decisión original no habían cambiado, decidí mantenerme firme y esperar.


Poco a poco las cosas fueron cambiando y para fines de marzo la acción ya estaba en $1.3, alrededor de mi costo promedio por acción. Para mediados de noviembre de ese mismo año ya había bajado la turbulencia en los mercados y cada acción se cotizaba por encima de $6.4, más de 4 veces por encima de lo que yo había pagado y aproximadamente lo que era mi estimación de valor, así que decidí cerrar mi posición y multipliqué mi inversión original por más de 4.5x en tan sólo unos meses.


Tener Autocontrol es uno de los hábitos de la riqueza que enseño en mi libro "¿Quieres ser Millonario? Yo te enseño". Si quieres saber más, cómpralo en esta web o en cualquiera de los canales de distribución autorizados.

2 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

2 Comments


Coincido, una vez que eres capaz de controlar y reflexionar en ¿qué y cómo vas a gastar? te das cuenta por lo menos en mi caso que el 50% de lo que adquiría sería por impulso o por moda, es por ello que antes de realizarlo me pregunto ¿Qué pasa si no lo tengo? si la respuesta es nada, entonces no es una compra necesaria o importante. Lo mismo con la comida, creo que si eres capaz de administrar ¿qué y cómo comes? serás capaz de controlar gran parte de tus decisiones diarias. JDD

Like
Man Salceda
Man Salceda
Apr 20, 2021
Replying to

Es correcto mi querido amigo!

Like
bottom of page