¿Quieres ser millonario? Yo te enseño! - Parte 1

Actualizado: 24 ene

Este artículo es el primero de una serie de textos que escribiré para decirte como hacerte rico. Y precisamente porque es el primero empezaré por analizar las razones por las que la mayoría de las personas nunca alcanzan la riqueza.


¿Cuáles son las razones por las que la mayoría de las personas no son millonarias?

  1. Porque nunca se plantean serlo.

  2. Porque tienen otras metas hacia las que dirigen su atención.

  3. Porque no conocen el camino y para ellos no existe un mapa o una guía, así que no saben hacia dónde ir.

A lo largo de mi vida he escuchado a muchas personas decir que su meta en la vida es superarse, pero superarse no es una meta concreta, no es algo medible y desde luego no es algo sobre lo que se pueda trazar un plan de acción.


Para ser millonario primero hay que querer serlo y después hay que estar dispuesto a ponerlo como una prioridad por encima de muchas otras. Querer ser millonario no es igual a tener el sueño o el deseo de serlo, no, quererlo ser significa que es una meta económica concreta con un plazo definido y con un plan de acción para lograrlo. Toda meta debe estar claramente definida y de la forma mas específica posible, tanto en cantidad como en fecha, sino en realidad no es una meta sino un simple deseo.

La mayoría de las personas no saben cómo generar riqueza, simplemente trabajan para vivir día a día muchas veces sin siquiera pensar en el mañana que ya no puedan trabajar, pero toda persona debe plantearse desde una temprana edad su meta económica en la vida y trabajar con enfoque para alcanzarla.


Principio I

Define un propósito claro


Está escrito en la Torá y en la Biblia que Moisés y el pueblo judío estuvieron 40 años en el desierto buscando llegar a la tierra prometida. No importa si eres o no una persona religiosa, de hecho yo no lo soy; lo que quiero decirte con esto es que tiene más importancia la meta hacia donde nos dirigimos que la rapidez con que lo hacemos.


Es mucho más fácil alcanzar aquello que te propones conseguir que aquello que ni siquiera está en tu mente. Si la riqueza es una de tus prioridades, si quieres encontrar el camino del éxito financiero, es necesario que te fijes una meta concreta y determines un plazo de tiempo para alcanzarla. No sirve de nada que digas: Quiero ser millonario, porque eso es un deseo, no un propósito. Y si bien el éxito empieza por desear, el deseo no es suficiente si no está acompañado de una meta concreta y un plan de acción para alcanzarla.


“No importa que tanta visión tengas, si no trasladas la visión a la acción pierdes contacto con la realidad, te conviertes en soñador”. Stephen R. Covey.


Este es uno de los Principios de la riqueza que enseño en mi libro "¿Quieres ser Millonario? Yo te enseño". Si quieres saber más, cómpralo en esta web o en cualquiera de los canales de distribución autorizados.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

Enfócate