No Inviertas en Nada que No Puedas Evaluar a Largo Plazo

Actualizado: 24 ene




La tecnología está cambiando la forma en la que hacemos y entendemos los negocios. Diariamente hay artículos en la prensa hablando de un aparato o tecnología revolucionaria que cambiará el mundo, y la verdad es que muchas de estas efectivamente lo harán; es más, muchas ya lo han hecho. Empresas como Apple, Microsoft, Amazon, Google y Facebook, entre muchas otras, están revolucionando el mundo de los negocios y haciendo que se creen nuevas industrias y nuevas formas de hacer negocio que antes de que estas empresas entraran al mercado ni siquiera creíamos posibles.

Pero esto no quiere decir que quienes invierten en estas nuevas tecnologías se harán ricos, ni siquiera quiere decir que recuperarán su inversión. A lo largo de la historia ha habido infinidad de industrias revolucionarias como la aviación (Imagínate lo increíble y revolucionaria que fue la aviación comercial cuando apenas empezaba), que no han producido ganancias para sus inversionistas, sino que por el contrario han producido sólo pérdidas.

Si no eres capaz de ver dónde estará posicionada una marca, empresa o negocio en los próximos 10 ó 20 años, es mejor no invertir ahí.

¿Por qué?

Porque es probable que si no eres capaz de ver dónde estarán en 10 o 20 años es porque no tienen una ventaja competitiva tan grande y es posible que un competidor termine por desplazarlos o incluso quebrarlos o hacerlos insignificantes. Los ejemplos sobran en una infinidad de industrias y modelos de negocio. Hace apenas 20 años (en el año 2000), la empresa canadiense Research in Motion sacó al mercado el primer teléfono inteligente del mundo (Smartphone), el Blackberry. Durante algunos años los Blackberry fueron como algo del futuro, un teléfono que integraba mensajería instantánea, correo electrónico y acceso a internet. A mí me tocó y obvio tuve por lo menos 2 o 3 de sus teléfonos; era el futuro en tu mano.

Pero en 2007 Apple sacó el Iphone y a partir de ahí todo cambió. Los Blackberry eran teléfonos con teclado y aunque eran muy superiores a cualquier otro teléfono disponible en el mercado, no dejaban de ser un teléfono con teclado. El Iphone reinventó la forma de interactuar con el teléfono, todo directo en la pantalla sin necesidad de un teclado físico. Y conforme fue liberando modelos nuevos fue fortaleciendo su posición con su tienda de aplicaciones, primero a través de ITunes y ya después como AppStore. Hoy los Iphone son ventanas a un mundo de posibilidades porque te dan acceso a un sinfín de apps que te permiten hacer muchas cosas con total facilidad.

Esa ventana de posibilidades a las que te da acceso un Iphone le pega de forma directa a una gran variedad de industrias. ¿Quién carga una calculadora hoy en día? ¿Y una cámara? Así como estos ejemplos hay cientos y cientos. ¿Cuánta gente menor de 40 años compra hoy en día un periódico impreso? Prácticamente nadie. Hoy las noticias se leen a través de redes sociales sin costo alguno y para quienes como yo que estamos interesados en un periodismo mas profesional y cuidado, existen subscripciones digitales para leer la prensa directamente en tu Iphone. Yo estoy suscrito al Wall Street Journal y al Reforma y cada mañana leo rápidamente los encabezados y guardo para leer con calma a lo largo del día los artículos con títulos de mi interés.

No invertir en lo que no puedas evaluar a largo plazo es uno de los Principios de la riqueza que enseño en mi libro "¿Quieres ser Millonario? Yo te enseño". Si quieres saber más, cómpralo en esta web o en cualquiera de los canales de distribución autorizados.

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo

Enfócate