Enfócate

Actualizado: 24 ene



“Una de las razones por las que muy pocos de nosotros logramos lo que realmente queremos es porque nunca dirigimos nuestra atención; nunca concentramos nuestra energía. La mayoría de las personas se pasan la vida sin decidirse por dominar nada en particular.” Tony Robbins.

Así como difícilmente serás millonaria si primero no decides que quieres serlo, es decir, si primero no defines un propósito claro, es probable que si no enfocas tu mente y tus actos para lograr ese propósito, entonces tampoco lo logres.


Enfocarse es destinar tu atención no dividida a eso que quieres lograr, es priorizar eso que has decidido hacer por encima de todo lo demás, es diseñar un plan de acción claro para alcanzar tus metas y llevarlo a cabo de forma consistente y contundente sin importar todas las distracciones y problemas que te encuentres en el camino.


Hace tan sólo unas semanas te hablé del libro "Deep Work" de Cal Newport. Un libro que expone todas las cosas que distraen nuestra atención y nos orillan a trabajar y en general a vivir de forma desenfocada. Te recomiendo leerlo!



¿Cuántas empresas dejan de ser líderes en su industria y hasta quiebran después de haber dominado por mucho tiempo?


Empresas que pierden el enfoque de lo importante, que es lo que quiere el consumidor general y lo que esperan sus clientes en calidad y producto terminado. Empresas que consideran que abrir nuevas líneas de negocio es más importante que enfocarse en atender con cuidado lo que ya tienen entre las manos y les produce resultados.


Lo difícil de enfocarse es que el enfoque [por lo menos en materia de dinero], no puede ser temporal. 

No sirve de nada fijar la atención de manera momentánea en un área de la vida tan importante como la riqueza, porque en el momento que bajes la guardia puedes perder todo lo avanzado e incluso retroceder. Para expresar mejor a que me refiero piensa por un momento en personas cercanas a ti que sufran de sobrepeso, o que suban y bajen de peso con frecuencia.


Hay dos tipos de personas que sufren de sobrepeso. Aquellas que simplemente no pueden controlarlo, es decir, aquellas que no son capaces de enfocar su esfuerzo en disciplinar sus hábitos alimenticios y por lo tanto viven eternamente con sobrepeso. Y aquellas que consiguen controlarse de forma temporal o intermitente pero que después de un tiempo bajan la guardia y recuperan el peso perdido.


Con el ahorro y con las inversiones pasa exactamente lo mismo. Hay personas que son capaces de ahorrar de forma temporal para hacer un viaje, comprar un coche o incluso una casa, pero que no son capaces de ahorrar de forma constante como un modo de vida; gente capaz de enfocarse en el hábito del ahorro durante un tiempo, pero no durante toda una vida.


Con las inversiones pasa exactamente lo mismo, hay personas que durante un tiempo son cuidadosas y no invierten en nada que no entiendan ni en nada que no puedan valorar a largo plazo, buscan tener un margen de seguridad y son vigilantes de los incentivos de toda operación, pero conforme pasa el tiempo pierden el enfoque; el esfuerzo que representa analizar de forma cuidadosa cada proyecto de inversión se vuelve tedioso y pesado y poco a poco bajan sus estándares y empiezan a apostar en lugar de invertir. Pierden el enfoque y eventualmente su dinero.


Cuando estás enfocada te das cuenta de cosas que otras personas no ven y ni siquiera requieres de un gran esfuerzo para hacerlo. En nuestros hoteles por ejemplo, cuando en ocasiones realizo recorrido en alguno de nuestros establecimientos, ya sea para supervisar o para enseñar a alguien nuestras instalaciones, es común que me dé cuenta de cosas que los demás no ven, detalles como una puerta que no cierra perfectamente o una luz que parece iluminar menos que las demás, alguna alfombra que está percudida o algún detalle de mantenimiento que pasa desapercibido para el ojo no entrenado, pero que yo veo de inmediato. Eso es estar enfocado!


Cuando camino por nuestros hoteles no lo hago pensando en qué cenaré hoy o qué ropa me pondré mañana. Mis problemas, mis ideas y las muchas cosas que tengo en la cabeza se quedan fuera de mi recorrido, en ese momento estoy en la zona y no pongo atención a ninguna otra cosa más que a las instalaciones del hotel que estoy recorriendo. Y lo mismo pasa con mis ahorros y mis inversiones, cada mes aparto una cantidad específica de lo que gano, antes de siquiera pensar en qué me compraré con el dinero que he ganado. Primero ahorro y luego con lo que sobra gasto.


Cuando estás enfocada en algo no tienes que esforzarte, todo te sale natural y sin gran dificultad.

 

Enfocarse es uno de los hábitos de la riqueza que enseño en mi libro "¿Quieres ser Millonario? Yo te enseño". Si quieres saber más, cómpralo en esta web o en cualquiera de los canales de distribución autorizados.


0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo