Anatomía del Racismo








La muerte [el asesinato] de George Floyd a manos de un policía en Minneapolis, Minnesota, USA, es uno de los sucesos que mas ha indignado a la población de Estados Unidos durante los últimos años. La mayoría sabe de lo que estoy hablando, pero para quienes desconocen el tema o lo conocen parcialmente, un breve recuento de lo que pasó.


George Floyd era un hombre de 46 años de edad, americano, de raza negra, originario de Fayetteville, North Carolina en USA.


¿Cómo murió?, ¿Por qué?


Todo empezó con un billete de $20 dólares. Floyd compró un paquete de cigarrillos en una tienda llamada Cup Foods y pagó con un billete que el comercio reportó como falso. Dos empleados de la tienda caminaron hasta el auto de Floyd, estacionado frente a un restaurante del otro lado de la calle y le exigieron que devolviera los cigarrillos porque el billete era falso, a lo que Floyd se negó.


Los empleados llamaron a la policía y reportaron que les habían pagado con un billete falso y que la persona estaba alcoholizada y sin control. Dos policías llegaron a la escena unos minutos después (Thomas K. Lane y J. Alexander Kueng). Uno de ellos amagó a Floyd con su pistola y después de un ligero forcejeo lo bajaron del coche y lo esposaron, le dijeron que estaba bajo arresto y lo pusieron contra la pared del restaurante donde estaba estacionado.


Poco después llegaron dos policías más (Michael Chauvin y Tou Thao). El primero de estos, Chauvin, es quien llevó a Floyd al piso y le puso la rodilla en el cuello, mientras Kueng lo sujetaba del torso y Lane de las piernas. Varios testigos aseguran que Floyd no paraba de repetir "no puedo respirar" y "por favor, por favor, por favor", entre otras súplicas.


Chauvin presionó con su rodilla el cuello de Floyd cerca de 9 minutos y durante todo este tiempo Floyd no paró de suplicar que lo soltaran y de decir que no podía respirar. La gente que pasaba y quienes presenciaron los hechos afirman que varias personas se dirigieron a los policías para decirles que se veía que Floyd no podía respirar, pero los policías minimizaron cada comentario que les hicieron, aún cuando alguien les señaló que Floyd sangraba por la nariz e incluso cuando Floyd dijo "Mi estómago duele, mi cuello duele, todo me duele" y suplicó "No me maten".


Eventualmente Floyd quedó inconsciente y Kueng checó su pulso en la muñeca, pero dijo que no tenía pulso. Ninguno de los oficiales intentó reanimarlo. Los policías ya habían llamado una ambulancia. Floyd fue declarado muerto cerca de una hora y media después de que todo empezó.


¿Qué desataron estos hechos?


La población de USA se volcó a las calles para reclamar la brutalidad policial y lo que presume ser un caso de racismo, ya que mucha gente afirma que Floyd fue tratado así por ser negro.


De hecho, lo que más indignó a la población fue que a la mañana siguiente de que esto pasara, el departamento de policía de Minneapolis emitió una declaración donde afirmaban que Floyd se había resistido al arresto, pero los testigos que habían filmado lo sucedido ya habían colgado varios videos en redes sociales y los videos contaban una historia muy diferente, Floyd no se había resistido al arresto y sin embargo había sido fuertemente maltratado por la policía sin necesidad aparente.


¡Los policías lo habían matado!

Concretamente, Michael Chauvin, el oficial de policía que sometió a Floyd con su rodilla en el cuello, fue quien lo había matado.


El departamento de policía ordenó la baja temporal de los 4 oficiales y tan sólo unas horas después su despido inmediato. Dos días después, Chauvin fue arrestado y será juzgado por el delito de homicidio en segundo grado. Los otros tres oficiales serán juzgados por el delito de ayudar e instigar en un asesinato, lo que quiere decir que serán juzgados por haber ayudado a alguien en la muerte de una persona.


Pero la reacción del departamento de policía fue tardía, muy tardía, ya que ojos de la gente no sólo intentaron minimizar lo que había pasado, sino que encima intentaron taparlo. En 2014 algo similar pasó en Nueva York, cuando el policía Eric Pantaleo ahorcó con su brazo a un ciudadano negro de nombre Eric Garner, quien también murió por asfixia.


En aquel momento hubo también protestas a lo largo de USA, pero quizá no fueron tan álgidas como las actuales. La gente está cansada de la brutalidad policial y el racismo que aún parece existir en gran parte de la población norteamericana.


La situación actual


Ha habido protestas y marchas en más de 50 ciudades de USA e incluso a nivel internacional. Algunas de las protestas han sido violentas y como en toda situación de este tipo, ha habido gente que ha aprovechado las movilizaciones para hacer saqueos en comercios y vandalismo.


La respuesta del gobierno de USA, principalmente a nivel federal, ha sido al estilo del presidente Trump, provocadora e inflexible. En un tweet que Twiter terminó por censurar, el presidente Trump dijo que cuando los saqueos empiecen, empezarán los disparos,



Los ánimos se han calmado un poco y aun cuando parte de la población ha violado [haciendo nuevas marchas] los toques de queda declarados en algunas ciudades, ni la policía ni el ejercito han actuado y eso ha evitado que haya mas incidentes.


¿Brutalidad policial, racismo o un poco de las dos?


USA tiene un pasado claramente racista.


En 1857 la Suprema Corte de USA resolvió que los negros no tenían derecho a la ciudadanía americana, no importando si eran libres o esclavos [si, a estas alturas en USA aún había estados donde era legal tener esclavos].


Fue en 1863 cuando el presidente Lincoln hizo la proclamación de emancipación, con lo que liberó a mas de 3.5 millones de esclavos negros en los estados confederados [En México, por ejemplo, la abolición de la esclavitud se dió en 1824, casi 40 años antes].


En 1877, los estados del sur hicieron un acuerdo y establecieron leyes para separar a blancos y negros en grupos sociales, con lo que en realidad pusieron una etiqueta de ciudadano de segunda a la gente negra. Estas leyes de segregación establecieron escuelas separadas y así también con hoteles, iglesias, hospitales, restaurantes, bares y hasta cabinas telefónicas.


En 1939, por ejemplo, ningún negro podía estar de noche en Palm Beach, Florida a menos que su trabajo lo demandara o tuviera un permiso para hacerlo.


Fue precisamente en los años 30's [1930] cuando la segregación racial empezó a disminuir en el mundo laboral en USA, principalmente en los estados del Norte, como Nueva York, no así en los estados del sur y tampoco para las escuelas, las cuales seguían siendo separadas en todo el país.


En 1948, el presidente Harry Truman firma la declaración de ley con la que termina con la segregación en el ejercito.


En 1954, la Suprema Corte de USA resuelve el caso "Brown vs Board of Education" con lo que técnicamente elimina la segregación en las escuelas, aunque en la práctica poco cambia.


En 1964, el presidente Lyndon B. Johnson firma la declaración de los derechos civiles de 1964, con lo que elimina la discriminación laboral por raza, color, sexo, religión u origen.


Y en 1968, nuevamente el presidente Lyndon B. Johnson firma la declaración de los derechos civiles de 1968, con lo que se garantiza igual acceso a la vivienda, no importando raza, religión u origen.


Después de esta breve [aunque no lo parezca] y resumida lección de historia sobre la esclavitud y segregación de blancos y negros en USA, puedes ver que hasta hace prácticamente 50 años había segregación racial en USA, técnicamente legal, vamos, no propiciada pero si protegida por algunas leyes.


Y en la práctica es aún peor, porque si bien hoy en día las leyes ya garantizan igualdad entre blancos y negros, la realidad y el mundo aun no lo demuestran. La segregación en vivienda es muy marcada en algunos barrios de ciudades de USA; y no me refiero a la segregación que por sí mismo hace el mercado cuando por precio separa a ricos de pobres, sino que me refiero a que hay urbanizaciones y barrios enteros donde los ciudadanos negros no son bienvenidos. De la misma forma y en represalia, lo es en algunos contados casos al revés.


¿Y en México? El asesinato de Giovanni López en Jalisco


Tiene casi un mes que sucedieron los hechos, un mes! Pero como muchas otras injusticias que se viven en México, esta pasó inadvertida y sin gran cobertura mediática hasta que de la mano del movimiento que generó la muerte de Floyd en USA y el hashtag #BlackLivesMatter, el caso de Giovanni tomó notoriedad y su historia despertó el descontento de la sociedad mexicana.


El caso de Giovanni es también un caso de brutalidad policial y clasismo. Y digo "también" porque si bien el de Floyd en USA se mira desde la categoría de racismo, es desde luego igualmente un tema de clasismo en el que la autoridad no trata igual a todos los sectores de la población. En ocasiones parece como si las leyes fueran de una forma para unos y de una distinta para otros.


A Giovanni se lo llevaron porque no traía cubre bocas. Y sí, entiendo y comparto que...

  1. Si la ley establece que hay que traer cubre bocas, entonces hay que traerlo.

  2. Si alguien no respeta la autoridad de un policía debe ser multado o encarcelado [por lo menos de forma temporal o precautoria] porque sin leyes y sin respeto a la autoridad esto será una anarquía.


Pero no entiendo que tenga que haber maltrato innecesario y mucho menos que para demostrar autoridad sea necesario golpear a alguien hasta el cansancio o peor aún, hasta matarlo. A Giovanni lo mataron a golpes e incluso le pegaron un tiro en una pierna. El informe forense indica que no murió por la herida de bala sino por contusiones a causa de los golpes.


Si lo de Floyd indigna, lo de Giovanni lacera.

Y al igual que en USA, en México han habido manifestaciones y marchas para reclamar lo sucedido. Y al igual que allá, acá también han habido destrozos y sucesos que no deberían pasar, pero que desafortunadamente siempre pasan con este tipo de movilizaciones.


Las movilizaciones han servido para mostrar con total claridad el abuso de la policía en muchas situaciones. En USA empujaron a un adulto mayor y cayó de espaldas con la cabeza, lo que le generó un sangrado inmediato, una imagen que fue captada por teléfonos celulares y rápidamente subida a redes sociales. En México un grupo de policías (o granaderos como se le llamaba antes a este grupo de choque) pisotearon y golpearon innecesariamente a una mujer claramente controlada y rebasada en número, entre muchos otros sucesos similares.





Estas imágenes son impactantes e indignan, pero a diferencia de lo sucedido a Giovanni y a Floyd, a esta gente la están sometiendo [con fuerza innecesaria] porque están amenazando la seguridad de los demás ciudadanos, porque están alterando el orden público y dañando edificios, comercios y mobiliario urbano. Este tipo de gente es precisamente el tipo de gente que grafitea monumentos históricos, que saquea comercios y daña propiedad privada. Es el tipo de gente que en muchas ocasiones golpean a policías y cómo en lo sucedido hace sólo unos días, incluso les prenden fuego por la espalda, amenazando sus vidas.


El mundo está en un momento complicado y muy raro. Todos sabemos que está mal agredir a un policía, todos sabemos que está mal dañar propiedad privada y robar un comercio. Todos sabemos que está mal alterar el orden público e incendiar patrullas y grafitear monumentos históricos, pero por imágenes como esta nos es difícil pronunciarnos en contra de las personas que hacen eso. Hay tantos políticos que se aprovechan de estas situaciones y utilizan su capacidad de comunicar para pintar las situaciones como A o B, o estás a favor de la marcha o estás a favor de que la policía golpee así a una mujer en la calle.


Pero la realidad no es así, es posible estar en desacuerdo con que la policía actúe de esta forma y al mismo tiempo estar en desacuerdo con marchas sin control, con saqueos y las situaciones que se ocasionan en muchas de estas movilizaciones. Y aún encima todavía con estar de acuerdo en que la policía debe ser respetada y obedecida.


La desigualdad es una realidad del mundo y de todo sistema social, no podemos ser todos iguales por el simple hecho de que:

  1. No todos tenemos los mismos deseos y anhelos.

  2. No todos pensamos igual.

  3. No todos producimos igual.

  4. No todos aportamos lo mismo a la sociedad.


De hecho, tal como lo expresé en uno de mis primeros artículos en este blog "¿Cómo entender la desigualdad?", en las palabras del filósofo Harry Frankfurt: La desigualdad no es moralmente objetable; lo que es objetable es la pobreza. Y en el contexto de este artículo, yo agregaría el racismo y el clasismo.


Estoy de acuerdo en que el racismo y el clasismo están mal, muy mal. Estoy de acuerdo en cambiarlo, en hacer lo necesario para que esto deje de pasar en el mundo y principalmente en México. ¿Cómo lo cambiamos?


El título de este artículo es "Anatomía del racismo", pero en realidad el problema es doble, es racismo y clasismo, en ocasiones juntos y en ocasiones separados, pero en cualquier caso ambos están latentes en el mundo y también en la sociedad mexicana.


Vamos a cambiarlo, pero por favor, en el camino vamos a tener cuidado con no caer en lo que Barton Swaim tan lúcidamente expresó hace unos días en el Wall Strett Journal en su artículo "Violent Protest and the Intelligentsia". En sus palabras:


"Cuando te arrastran a estar a favor de algo en lo que realmente no crees, porque de lo contrario serás identificado como una de esas personas malvadas, y tu identidad principal es ser un "buen tipo", no como esas personas malvadas; terminarás apoyando cosas que sabes están mal. Y a menos que haya alguna fuerza moral que lo detenga, el deslizamiento hacia apoyar lo incorrecto, solo se acelerará".

Yo me rehúso a apoyar lo incorrecto y me rehúso a ser identificado como parte de los malos. El racismo y el clasismo están mal, vamos a cambiarlo en serio. Ahora bien, la policía debe mantener el orden y decir que no deben hacerlo o que deben andar con pincitas también está mal!

1 comentario

Entradas Recientes

Ver todo